Qué son las hemorroides

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El origen de lo que comúnmente conocemos como hemorroides (enfermedad hemorroidal), es la alteración de los vasos sanguíneos situados en el ano. Esta alteración puede presentarse en forma de sangrado, picores, dolor e hinchazón en la zona afectada, y su causa más común es el esfuerzo excesivo durante la defecación.

Las hemorroides también pueden ser causadas por estreñimiento y por sentarse o permanecer de pie e inmóvil durante periodos de tiempo prolongados.

Tipos de hemorroides

Dependiendo de la zona vascular afectada podemos diferenciar entre:

  • Hemorroides internas
  • Hemorroides externas
  • Hemorroides mixtas

Uno de los síntomas más frecuentes es encontrar un leve sangrado en el papel higiénico tras realizar la deposición, dolor en la zona anal y aparición de un leve bulto en la misma zona.

Normalmente, no se considera una patología grave, por lo que puede tratarse en el ámbito familiar con medidas higiénico-dietéticas y tratamiento farmacológico. En caso de que los síntomas persistan, o exista un sangrado rectal y/o un dolor muy agudo, se debe acudir al médico para descartar otras causas.

Recomendaciones

La principal medida preventiva es evitar esfuerzos excesivos durante la defecación y evitar, en la medida de lo posible, el estreñimiento. ¿Cómo? Manteniendo una dieta rica en fibra con verduras, fruta, cereales…  y bebiendo 1.5-2 litros de agua al día.

Puedes aumentar la ingesta de frutos “negros” como por ejemplo moras, ciruelas o uvas, ya que estas contienen flavonoides, que actúan como protectores de los vasos sanguíneos.

frutos negros contra las hemorroides

Debes evitar en la medida de lo posible las comidas picantes, así como el consumo de alcohol, ya que actúa como vasodilatador y empeora la patología.

Es conveniente no ejercer presión con el papel higiénico al limpiarse tras la defecación. Es recomendable el uso de toallitas higiénicas o lavados con geles específicos para la patología.

Es recomendable realizar ejercicio moderado, pero, como ya hemos dicho anteriormente, se debe evitar pasar largos ratos sentados o de pie sin moverse.

Estoy embarazada ¿puedo sufrir hemorroides?

Durante el embarazo y también tras el parto, aumentan las posibilidades de sufrir esta patología. Esto es debido a la presión que ejerce el feto sobre la circulación venosa en la zona del ano.

Como primera opción se deben aplicar las medidas higiénico-dietéticas mencionadas anteriormente, pero en caso de dolor intenso se puede recurrir al tratamiento, aunque nunca sin consultar previamente con su médico o farmacéutico.

Tratamiento hemorroides

Esta patología se puede tratar con medicamentos y/o cremas que no necesitan receta médica, por lo que no dude en ponerse con contacto con nosotros. Desde la Farmacia El Espartal estaremos encantados de ayudarle.

Como ya sabe… SU SALUD, NUESTRO COMPROMISO